Lo que se sabe hasta ahora del accidente aéreo en el que murió Jorge Brito

A horas del siniestro, los investigadores cuentan con variada información sobre las causas que podrían haber llevado a la caída del helicóptero.
brito

El banquero Jorge Brito, de 68 años, murió al caer el helicóptero que pilotaba en cercanías del dique Cabra Corral, a unos 75 kilómetros de la ciudad de Salta, en un accidente que causó conmoción en el mundo de la política y de los negocios.

Brito fue uno de los hombres de negocios más influyentes durante los últimos años en el país, fundador y presidente del Banco Macro y activo emprendedor en distintos proyectos productivos.

 

Políticos, empresariales y personalidades de distintos ámbitos hicieron públicas sus condolencias inmediatamente después de conocida la noticia del deceso.

 

Estos son los datos que hasta ahora conocen los investigadores:

 

 

 El siniestro ocurrió al final del embalse Cabra Corral, donde comienza el cauce del río Juramento.
 

 El siniestro se conoció por una llamada telefónica al Sistema de Emergencias 911, realizada por una mujer, que alertó sobre la caída de un helicóptero en la zona de Rafting Salta Río Juramento, en la localidad de Coronel Moldes, a unos 75 kilómetros de la ciudad de Salta.
 

El vuelo era privado y el plan de vuelo estaba registrado a nombre de Brito, quien había estado reunido al mediodía con el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, en la residencia oficial de Finca Las Costas.
 

 El empresario partió desde allí al comando del aparato con destino a la localidad de Joaquín V. González, donde se encuentra la finca agrícola ganadera de su propiedad, de la firma Inversora Juramento SA, que posee uno de los feedlots -engarde de vacunos a corral- más grande del NOA.
 

La nave siniestrada es un helicóptero Eurocopter Ecureuil, matrícula LV-FQN. El plan de vuelo estaba registrado con Brito como comandante de la aeronave. En el accidente también falleció su copiloto, Santiago Beauden.
 

 La nave quedó debajo de tres o cuatro cables de tirolesa por lo que se intuye que ha chocado con alguno de los ellos, lo que provocó el desprendimiento del rotor de cola y la caída al lecho del río.
 

El recorrido del vuelo es el que normalmente se hace.
 

 Los dos tripulantes de la nave, por el golpe de la caída, deben haber muerto en el impacto, no ahogados, aunque eso lo determinará el médico forense.
 

En principio todo da para suponer que el accidente fue totalmente por un error del piloto. No vio los cables, que no tenían elementos de seguridad, aunque las condiciones climáticas eran óptimas.
 

 La nave siniestrada posee caja negra, un elemento clave para el personal de la Junta Nacional de Transporte que investigará las causas del siniestro.

Te puede interesar

Últimas noticias

Te puede interesar


<video poster="http://w1021815.ferozo.com/videos/video_1.jpg" autoplay="autoplay" width="100%">
<source src="http://w1021815.ferozo.com/videos/video_1.mp4" type="video/mp4" />
<source src="http://w1021815.ferozo.com/videos/video_1.ogv" type="video/ogg" />
<source src="http://w1021815.ferozo.com/videos/video_1.webm" type="video/webm" />
</video>