Amplían la indagatoria contra el falso abogado Marcelo D´Alessio

El juez Alejo Ramos Padilla avanza en una linea que había adelantado Infobae. También pidió informes de cruces telefónicos y a la Escuela Nacional de Inteligencia
dalesio celulares

El juez Alejo Ramos Padilla ordenó hoy ampliar la indagatoria de Marcelo D'Alessio por lavado de dinero, reclamó datos de cruces telefónicos de un grupo de imputados desde 2015 hasta ahora y le pidió informes a la Escuela Nacional de Inteligencia para saber si el falso abogado, dos ex policías detenidos en la causa, un ex espía y otro grupo de personas pasaron por allí. Entre esas personas aparece la abogada Elizabeth Gasaro, que hoy representa al empresario Lázaro Báez y que hasta ahora no aparecía vinculada al caso D'Alessio.
La sospecha sobre maniobras de lavado de dinero había sido adelantada por Infobae a fines de abril, cuando se detectó en uno de los teléfonos del falso abogado un grupo de WhatsApp en donde hablaba de transferencias de sumas millonarias en cuatro países. Se cree que cada una de las maniobras podría rondar los 100 millones de euros e involucraría a cuatro países de África, América, Asia y Europa.
Ahora, el juez Ramos Padilla analizó los datos aportados por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) y resolvió ampliar la acusación por lavado de dinero sobre Ricardo Bogoliuk, un ex policía que está preso y procesado por asociación ilícita.
Bogoliuk ya estaba citado para ampliar la semana próxima su indagatoria, y ahora se le informará que también se le imputa "haber tomado parte de una asociación delictiva, junto con –al menos- Marcelo Sebastián D'Alessio, Pablo Leonardo Bloise y Marcelo Patricio González Carthy de Gorriti dedicada a efectuar de forma habitual, organizada, con división de roles específicos y de manera estable en el tiempo, al menos desde el 20 de marzo al 11 de diciembre de 2018, transferencias financieras internacionales varias veces millonarias en dólares estadounidenses o euros conectando a las distintas partes de los acuerdos ("sender" y "receiver") a cambio de una comisión porcentual por cada una de las operaciones concretadas".

Para el juez, "todo ello (se hizo) a sabiendas del origen ilícito de los fondos que eran transferidos mediante dichas operaciones y con la finalidad de simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y ponerlos en circulación en el mercado". Por lo mismotambién se citó a indagatoria a D'Alessio a quien esperan en Dolores el próximo 11 de junio. D'Alessio permanece detenido en la cárcel de Ezeiza.

En otro orden, Ramos Padilla decidió avanzar en los detalles sobre si alguno de los investigados pasó por la Escuela Nacional de Inteligencia, un organismo de "formación, capacitación y perfeccionamiento del personal de los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional (SIN)".  El juez, que investiga una red de espionaje, busca saber si "Marcelo Sebastián D'Alessio, Ricardo Oscar Bogoliuk, Norberto Aníbal Degastaldi, Carlos Alberto Liñani, Rolado Hugo Barreiro, Jorge Eduardo Vives, Eduardo Ariel Menchi, María Elizabeth Gasaro y/o Pablo Gonzalo Pinamonti han formado parte de esa E.N.I. en cualquier carácter o prestado servicios allí".
Llamó la atención la mención de la abogada Gasaro, que hoy representa a Lázaro Báez y, según TN, aparecería hablando en una escucha en la cárcel con el empresario detenido, aludiendo a que el dinero que tendría el dueño de Austral Construcciones no sería suyo sino de "alguien que está arriba". Tanto Báez como Gasaro negaron la existencia de esa escucha.
Hay otros abogados que fueron llamados a declarar en indagatoria y cuya situación procesal no está definida, entre los que aparecen Franco Bindi, Giselle Robles y Florencia Guijo. Los dos primeros eran abogados de Leonardo Fariña e incluso Robles pidió ser querellante en el caso; la tercera aseguró haber entrenado al valijero arrepentido para declarar en la causa de la "ruta del dinero k" sobre aspectos que tenían que ver con la obra pública.
Por último, el juez de Dolores pidió informes a distintas empresas para que entreguen "los listados de llamados telefónicos, alertas radiales y mensajes de texto -entrantes y salientes-, como así también un detalle con la activación de celdas desde en el período comprendido entre el 01 de enero de 2015 y el 01 de marzo de 2019".
Se trata de los teléfonos de D'Alessio, los ex policías Bogoliuk y Aníbal Degastaldi, el ex espía Barreiro, el suspendido fiscal de Mercedes Juan Bidone y el prefecto Marcos Antonio Luffi, que estuvo unos días detenidos por esta causa. En la lista también aparecen los abogados Rodrigo González, Robles, Bindi y Guijo. Y se completa con el empresario Carlos Liñani, un hombre imputado en la extorsión que denunciaron dos hermanos, Pablo y Raúl Barreiro, hijos del llamado jardinero de Cristina Kirchner; y de Eduardo Menchi y Mariano Rubén Díaz, que aparecen mencionados en el expediente como supuestos guardaespaldas de la embajada de Estados Unidos que llevaron al ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat a declarar a Comodoro Py 2002.

Te puede interesar